7 Principios de intercambio de información para el cambio social

Comparte esta oportunidad

Por: Mari Kuraishi de GlobalGiving.org

Traducción: Gestionándote

¿Cómo pueden los líderes sin ánimo de lucro y los constructores de movimientos compartir información de una manera que inspire la acción? Una nueva investigación revela siete principios clave.

Probablemente haya estado allí usted mismo: sentado en el consultorio de un médico, leyendo los resultados de su reciente análisis de sangre. Conocer la información sobre su propio cuerpo es fascinante, pero los números en la página rara vez son suficientes para motivarlo a mejorar su vida.

La información puede ser enriquecedora cuando las personas reinterpretan la información a través de lentes sociales y emocionales, y luego actúan en consecuencia.

GlobalGiving se asoció con Omidyar Network y Feedback Labs para profundizar en 168 documentos de investigación de 10 campos diferentes para comprender mejor las condiciones bajo las cuales la información puede ser empoderadora. Tratamos de comprender cómo las organizaciones sin fines de lucro, los constructores de movimientos y otros actores del sector social pueden comunicar información de manera más efectiva, de una manera que genere cambios significativos.

Estos son los siete principios clave, basados en la investigación y la experiencia sintetizada en nuestro informe, para comprender cómo la reinterpretación de la información puede, o no, empoderar a las personas para mejorar sus vidas. Los Principios 1, 2 y 3 explican cómo la información potencia a través de la reinterpretación, y los Principios 4-7 explican cómo podemos apoyar esa reinterpretación y lograr que las personas actúen.

1. La interpretación es social

El significado que las personas atribuyen a la información depende de la combinación de grupos sociales a los que pertenecen. Las iniciativas de información arraigadas o dirigidas a grupos sociales existentes pueden ser exitosas. Los líderes y las figuras de autoridad pueden tener un efecto importante sobre cómo se interpreta y enmarca la información.

2. La reinterpretación es poder

El empoderamiento a escala depende de alentar la reinterpretación colectiva basada en la conversación. Reencuadrar las circunstancias actuales como una injusticia para ser corregida, en lugar de una desgracia puede ayudar a crear movimientos más amplios que vayan más allá del empoderamiento de las personas una por una.

3. Reglas de demanda

Los intermediarios más efectivos pueden proporcionar la información específica y los vínculos sociales que las personas buscan; la experiencia en el campo por sí sola no es suficiente para apoyar el empoderamiento.

4. Las narraciones vívidas persuaden

El uso de narrativas vívidas y emocionales y explicaciones para describir experiencias puede persuadir a las personas para que interpreten los eventos y la información de manera diferente. Esta dinámica puede unir y polarizar a los grupos sociales.

5. La información debe elevarse por encima del ruido

El empoderamiento se construye a través del diálogo, que compite por el tiempo y la atención con otras causas, elecciones y distracciones. Las instituciones, los individuos y los algoritmos pueden ayudar a centrar la atención en la información.

6. Incentivos y repetición cimentan nuevos comportamientos

Los incentivos pueden generar nuevos comportamientos y practicas; la repetición ayuda a que el cambio de comportamiento se mantenga. La persistencia es crítica. Cuando se elimina el soporte, el cambio de comportamiento deseado se ralentiza o se detiene (y algunas veces incluso se invierte).

7. El helado se derrite

La efectividad de las tácticas relacionadas con la información destinadas a empoderar no puede generalizarse en contextos ni en el tiempo. El empoderamiento exige un compromiso a largo plazo, una reevaluación periódica de las estrategias y un ajuste táctico constante.

Vislumbré en el primer principio, que la información es social, cuando GlobalGiving realizó un experimento hace varios años. Con Lalin Anik y Dan Ariely, experimentamos mostrándoles a los donantes diferentes equipos que contribuyen al mismo fin para ver qué parejas de equipo provocaría que el mayor porcentaje de donantes fuera más generoso.

A los donantes se les prometió un juego de 1-1 para su donación cuando X% de los demás también pasaron de una donación única a una donación recurrente. Entonces, si pensaste en un equipo como un beneficio “personal” y querías maximizar la probabilidad de un equipo, * debes * preferir un% más bajo, ya que es matemáticamente más probable. Sin embargo, más personas pasaron de una donación única a una recurrente cuando se les presentó la promesa de que su donación se igualaría cuando el 75% de los demás también se actualizara.

Las personas estaban dispuestas a ser más generosas y renunciar a su beneficio “personal” cuando se les presentaba la posibilidad de que una mayoría significativa de los demás se comportara como lo hicieron. Por supuesto, no sabemos cuáles fueron sus motivaciones reales para la actualización. ¿Les gustó la idea de ser parte de una mayoría generosa? ¿El alto emparejamiento de contribución del equipo de alguna manera incitó a los donantes a pensar que estarían ayudando a alguien a encontrar su pareja? Pero aquí hay algo acerca de que la acción sea motivada por ser parte de un grupo más grande: esa información tiene más poder para persuadir incluso cuando se presenta como parte de un grupo más grande.

Vea si uno de los siete principios anteriores habla sobre su trabajo al descargar el informe #InfoPower completo a continuación, que incluye una útil lista de verificación de preguntas que un equipo podría usar para aumentar la probabilidad de que su iniciativa empodere a las personas a las que busca servir.

Este artículo se publicó en GlobalGiving.org, puedes consultarlo en su versión original en inglés y descargar el informe completo AQUÍ

 

Otras Oportunidades para ti