Cooperación entre países y sociedad civil en ALyC – CSS

La Cooperación Sur-Sur – CSS, también denominada Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo (CTPD) es una modalidad de cooperación relativamente reciente. Su historia se remonta a 1974, cuando la Organización de las Naciones Unidas reconoce oficialmente el marco de colaboración entre “países del sur” en los ámbitos técnico, económico, político, socio-cultural y ambiental.

Actualmente, existe la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur que tiene como función impulsar y apoyar los procesos de cooperación sur-sur y cooperación triangular y así, facilitar y promover el acceso a información y soluciones de desarrollo que vienen de países del sur, así como ofrecer mecanismos para la transferencia de activos, tecnología y financiación entre estos países.

Algunos países vieron esta modalidad como una oportunidad importante para promover el desarrollo, muchos años después. Por ejemplo, en Colombia, fue con la creación de la Agencia Colombiana de Cooperación Internacional – ACCI en 1993 que se empezó a trabajar esta modalidad con el objetivo de superar los desafíos del desarrollo de la mano de otros países del sur.

¿De qué se trata la Cooperación Sur-Sur?

La CSS o CTPD es principalmente técnica, de intercambio de expertos, de misiones exploratorias, de intercambios de conocimiento, entre otras. Es a través del fortalecimiento institucional y del capital humano, la modernización tecnológica; el mejoramiento de las condiciones del sector empresarial y productivo; y la búsqueda de sostenibilidad en el aprovechamiento y conservación de los recursos naturales, que se expresa esta modalidad, que en los últimos años viene tomando fuerza en América Latina.

Esta modalidad de cooperación se caracteriza por su horizontalidad, por lo que también es denominada Cooperación Horizontal. Funciona bajo un esquema de demanda. Es decir que surge de la necesidad de los países en desarrollo de hallar experiencias exitosas en sus pares con los cuales muchas veces comparten contextos históricos, geográficos, económicos, sociales, entre otros. Estos puntos en común permiten que se puedan encontrar soluciones a los retos de desarrollo que puedan ser trasplantados en los mismos países del sur.




Las actividades de la Cooperación se concentran en eventos puntuales, generalmente de corta duración y se rigen para su financiamiento, salvo algunas excepciones, a criterios de costos compartidos. Permite la adquisición y transferencia de conocimientos y tecnologías dependiendo de la estructura del cooperante. Es importante señalar que el objetivo del trabajo conjunto y asociado, propio de la CSS, es contribuir al desarrollo socio-económico de las partes involucradas.

Elementos que caracterizan a la CSS

Es a través de los Convenios Marco de Cooperación son los instrumentos políticos a través de los cuales se formalizan los programas de cooperación entre países. En estos se acuerdan unas temáticas generales de cooperación a partir de las cuales se desarrollan actividades o proyectos. El panorama de la CSS en América Latina y el Caribe está determinado por las condiciones económicas, políticas y sociales. Los países que podrían considerarse más fuertes son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. Los países receptores están principalmente en Centroamérica y el Caribe.

world-1195593_1920

De este modo, la accountability (rendición de cuentas) se constituye en uno de sus pilares. Es indispensable que ambas partes la lleven a cabo bajo estándares internacionales.

Los procesos de partnership deben ser liderados tanto por los países donantes como los receptores, pues se busca trabajar de forma asociada para el desarrollo; no es unidireccional. Las partes fortalecen su capacidad colectiva a través de sus propios potenciales, con el intercambio de experiencias, compartiendo recursos técnicos locales y desarrollando conocimientos complementarios.

En la CSS además, los estudios se adelantan de forma conjunta para la formulación de estrategias. La apropiación es fundamental para la sostenibilidad de la cooperación y los proyectos. Es decir, en la medida que los proyectos se sumen a los procesos de ownership, se lograrán proyectos altamente efectivos y con gran impacto en la población objetivo.

Para identificar los posibles eventos que pueden generar contingentes o para definir la orientación que puede tomar un proyecto en un punto dado, se hace indispensable definir los procesos de predictibility que contribuyen a avances positivos en la ayuda entre países de igual grado de desarrollo.

Algunas de las ventajas de la CSS





La cooperación horizontal, pese a su reducida importancia en algunos países, es quizás la modalidad de cooperación que más desarrolla y apoya los principios de la cooperación internacional. Es un proceso bi-direccional o multi-direccional. En este tipo de cooperación, las partes pueden ser donantes y receptoras, de forma simultánea. La CSS posibilita la formulación de estrategias propias, fomenta la coordinación, propende por un enfoque de programas más que de proyectos. En últimas, la política de ayuda implementada por la cooperación horizontal se basa en los intereses de los países receptores.

Oportunidades para las Organizaciones de la Sociedad Civil

Desde el punto de vista de los actores de la cooperación, las organizaciones de la sociedad civil juegan un papel relevante principalmente, en el ámbito de la CSS. Cuentan con experticia y riqueza de trabajo en terreno. Ese conocimiento es importante principalmente por la relación que tienen con las comunidades. A través de alianzas estratégicas, los organismos estatales de cooperación, pueden involucrar a las organizaciones y estas se convierten en socios para el desarrollo de proyectos locales.

Las organizaciones de la sociedad civil pueden acceder a los recursos financieros y técnicos disponibles a través de los convenios, para la puesta en marcha de iniciativas en diferentes campos y con distintas poblaciones objetivo.

La Cooperación Sur-Sur no es una modalidad lineal. Está en constante evolución por los avances en el nivel de desarrollo que van teniendo los países y debido al principio de demanda que la caracteriza. Si bien, la CSS en América Latina se realiza principalmente al interior de la región, actualmente, se están suscribiendo acuerdos con países del sudeste asiático y África, enriqueciendo así las experiencias nacionales de los países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.