12 recomendaciones para construir alianzas de ONG para solicitar fondos

Por: Erik Detiger
Introducción

Hay muchas buenas razones para que las organizaciones no gubernamentales (ONG) trabajen juntas para alcanzar un objetivo común. Cuando cada socio aporta su propia experticia y recursos a un programa, el impacto puede ser multiplicado. La suma total de la alianza vale más que de lo que cada ONG puede lograr por su cuenta. Los donantes saben esto y por esta razón, con frecuencia promueven o solicitan alianzas de ONG.

Solicitudes conjuntas por parte de un conjunto de ONG, también llamados consorcios, son cada vez más comunes. En un consorcio, generalmente una ONG asume un rol de liderazgo (también conocido como solicitante principal o primario) con otras ONG actuando como socios de apoyo. Normalmente, el socio principal firma el contrato con el donante, recibe la subvención en su cuenta bancaria y asume la responsabilidad por la gestión de la alianza. Esto aporta al socio principal un control significativo en el cual se necesitan acuerdos claros. Los socios de apoyo pueden también beneficiarse de este arreglo accediendo a recursos que de otra manera hubieran estado por fuera de su alcance, y minimizar sus propios costos administrativos y generales.

Si bien hay muchos beneficios para la alianza, existen también muchos desafíos para mantener una alianza exitosa. Afortunadamente, aquí están 12 principios probados que ayudarán a los socios trabajar en un ambiente de confianza y evitar el conflicto.


 

Antes de que el proyecto inicie

Comenzar temprano

No espere a que el donante publique un anuncio de financiamiento antes de pedirle a posibles ONG socias unir fuerzas. Si usted tiene la costumbre de planificar programas con socios, puede recaudar fondos activamente de posibles donantes. Trabajar junto con aliados debería ser una prioridad organizacional para maximizar el impacto, incluso si no le lleva a obtener financiación en el corto plazo.

Usar las fortalezas de cada uno de los socios

Los socios deben asumir las actividades en las que son más idóneos en el proyecto. Enfocándose en el éxito de los programas, y no en quién ganará más de la alianza, asegurará que el rol de cada socio complemente al otro y todos ganen. El éxito del programa a su vez generará un interés adicional de los donantes y, a veces, más fondos. El éxito atrae el éxito.

Seleccionar a un líder

Un socio a menudo requiere desempeñar el rol de líder y los socios necesitan decidir desde el principio qué ONG lo hará. Como el socio líder tendrá una gran cantidad de control sobre el presupuesto, este debe actuar de buena fe y ganar la confianza de todos los demás socios. Incluso si todos los socios son iguales, la organización de proyectos generalmente funciona mejor si tiene un líder claro.

Acordar actividades y presupuesto

Desarrolle y asigne un conjunto de actividades a cada socio. Una vez las actividades han sido acordadas, el presupuesto vinculado a esas actividades debe indicarse la ONG que las desarrollará. Si bien el socio principal normalmente recibe una mayor parte del presupuesto, no debe recortar el del resto de los socios. Los socios deben negociar el presupuesto en una atmósfera de confianza y honestidad. Cuando se realizan acuerdos, deben cumplirse una vez que se reciben los fondos.

Desarrollar un sistema para resolver disputas 

Cuando se trabaja en una alianza es inevitable que surjan algunos desacuerdos y conflictos.  Asegúrese de que haya un proceso para ventilar los problemas y encontrar una solución mutuamente aceptable y que esto se realice antes de presentar una solicitud de financiamiento. Algunas técnicas comunes de resolución de disputas incluyen usar un mediador externo, elevar el voto entre socios o permitir que el socio principal tenga la última palabra.

Firmar un MoU (Memorando de Entendimiento)

Si bien el contrato de donación describe las responsabilidades de los socios,  a menudo los detalles sobre la asociación entre las ONG quedan fuera. Un MoU dejará en claro qué socio hará qué y cuánto presupuesto tendrá. Un buen MoU firmado por todos los socios describe los acuerdos básicos entre ellos, lo que evitará confusiones y conflictos.

Una vez el proyecto empieza

Reuniones frecuentes con socios

Organiza regularmente reuniones presenciales o por teléfono para discutir temas y el progreso. ¿Por qué no programa una corta llamada semanal entre socios para que esten completamente informados y actualizados. Esto ayudará a resolver asuntos antes de que se vuelvan más grandes, así como a fortalecer el vínculo entre socios.

Estar dispuesto a hacer cambios

Cuando se implementa un programa, frecuentemente tienen que incorporarse cambios a las actividades y el presupuesto del proyecto. No tema discutir estos cambios entre los socios y asignar un presupuesto extra a un socio para esas actividades, si se requiere. La mayoría de los donantes permiten modestos cambios sin aprobación previa, aunque los grandes cambios usualmente requieren de aprobación.

Reportar conjuntamente al donante

Todos los socios deben estar involucrados en la presentación de informes al donante. Esto permite un informe completo que muestra la contribución de cada ONG. A los donantes les encanta ver el impacto de una alianza efectiva, y al informar sobre el éxito, usted puede aumentar la reputación de todos los socios.

Comprometerse con los donantes como grupo

Si el donante quiere reunirse o visitar el sitio del programa asegúrese de que todos los socios participen. Esto profundizará las relaciones entre los socios y el donante, lo que puede resultar en una financiación continua.

Al finalizar el proyecto

Agradecer al donante y a los demás

Una vez el programa se ha completado, el socio líder debería agradecer al donante en nombre de todos los socios. Considere organizar una reunión final para celebrar el éxito y fortalecer el vínculo entre socios. Invite al donante a esta reunión si es posible. Esto permitirá a los socios proponer financiación continua.

No dejar de colaborar

El final del financiamiento del donante no significa el fin de la colaboración y alianza. Existen muchas otras oportunidades para trabajar en conjunto. Mantenga la relación entre socios y establezca el escenario para el futuro.



Este artículo apareció en FundsforNGOs y puedes consultarlo en su versión original en inglés aquí.